LA MOSCA ROJA

Pakistán es un país sumido en turbulentos enfrentamientos, con un día a día plagado de conflictos y muerte. Las relaciones entre Islamabad y Washington están actualmente rozando las cotas mínimas de “cordialidad”, son una guerra no declarada oficialmente, pero real. A ello se une el debate encarnizado que desde hace un tiempo tiene como eje central la reapertura, interesada y tendenciosa, de las rutas de suministro militar utilizadas por la OTAN y los EEUUAA, que atraviesan el territorio pakistaní. Hace apenas dos meses y medio, Panetta hubo de reconocer que Estados Unidos estaba librando una guerra en toda regla con Pakistán, centrada en la región noroccidental. Argumentaba, al más puro estilo prepotente y engreído americano, que no tenían otra opción. Ya se sabe, las guerras que emprende el tío Sam no son conflictos que él desee, sino guerras que “los enemigos” les obligan a emprender.

El secretario de defensa explicaba…

View original post 1,098 more words

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: